La arquitectura no es lo que se realiza, y menos lo que se edifica; y menos
aún lo que se vende como propiedad inmueble. La arquitectura es esta
necesidad que tiene el hombre de poner orden en el mundo, y de vivir de
acuerdo con el medio físico y en relación con los demás. En esto, la
arquitectura es emocionante.

Francisco Sáenz de Oiza.