Nada es revolucionario salvo el candor

Guillaume Apollinaire