Si no puedo dibujarlo es que no lo he entendido 

Albert Einstein